¿Qué es la 'localización GPS'?

Un receptor GPS es un dispositivo pasivo que, al recibir e interpretar las señales de los satélites GPS, sabe calcular su posición en la superficie de la tierra (latitud, longitud, altura, velocidad, etc).

En múltiples casos resulta útil integrar estos dispositivos en otros elementos, como los conocidos navegadores GPS, donde se muestra en un mapa la posición de un receptor GPS, viendo así la localización en la que estemos y facilitando la realización de nuevas tareas, como calcular la ruta desde el punto en que estemos a otro punto arbitrario del mapa.

Como los receptores GPS son pasivos, no hay forma de saber la posición de uno de ellos sin ayuda de algún mecanismo adicional de comunicación con el exterior. El conjunto del receptor GPS junto con ese mecanismo adicional es lo que se conoce como localizador GPS.

De esta forma, un localizador GPS se compone de un receptor GPS y de un sistema de comunicación con el exterior, normalmente un 'teléfono móvil' básico, que permita la comunicación en dos sentidos con el localizador. Podemos entonces solicitar la posición de un localizador bajo demanda o hacer que el propio localizador envíe su posición a un sitio dado de forma periódica.

Uno de los usos más comunes es el de enviar un mensaje SMS al localizador (recordemos que en esencia es un teléfono móvil) con un texto concreto que el localizador entiende y que, una vez interpretado, responderá, normalmente con otro mensaje SMS, con los datos que correspondan en ese momento.

Elaborando en esa idea, cada fabricante dota a sus localizadores GPS de diferentes funciones, que puedan aportar diferentes datos en cada momento, como botones de pánico, integración con sensores adicionales como termómetros, etc.

En el caso de TrackStep, la aplicación es capaz de 'hablar' con diferentes localizadores GPS de distintos fabricantes mediante el envío y recepción de mensajes SMS que entiende cada localizador, para mostrar en tiempo real la posición del localizador en la pantalla de un teléfono móvil de forma que, desde cualquier parte del mundo, se puede saber dónde está el dispositivo concreto.